La Clave está en el Color!!!

Cuando hablamos de la importancia de las frutas y verduras para tener una dieta saludable, no se trata solamente de aumentar su consumo, sino que tiene igual importancia consumir una variedad de productos de distintos colores.

¿Por qué? Porque los distintos colores de la fruta y las hortalizas tienden a corresponder a combinaciones diferentes de nutrientes y otras sustancias fitoquímicas, cada una de las cuales con sus propiedades. Rojos, naranjas y amarillos, verdes….. mientras más colores se consuman, más propiedades benéficas  para la salud.

El consumo de por lo menos de una fruta u hortaliza de cada uno de los grupos de colores que figuran a continuación constituye una forma fácil de cumplir un plan de cinco raciones de fruta/verdura al día. Los colores también son una forma fácil para enseñar a los niños sobre la alimentación. He aquí algunas recomendaciones:

Rojo (betarragas, cerezas, toronja roja y rosada, frutilla, tomate, pimentón, ají, rábano, frambuesa, sandía, cramberry, guindas y granada).

Fuente de carotenoides, vitaminas A, C, vitaminas de complejo B y ácido fólico. Presentan altas cantidades de potasio. El color rojo se debe a la presencia de un potente antioxidante llamado licopeno, que en altas cantidades  ayuda en disminución del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Naranjo / Amarillo (zanahoria, mango, melón, naranja, papaya, piña, zapallo, choclo, limón, caquis, damasco, duraznos, nísperos, mandarinas, pomelo, lúcuma, membrillo, papaya, pepino (fruta).

Aportan principalmente caroteno, lo que favorece la formación de la vitamina A y tiene efecto antioxidante. También son una buena fuente de vitamina C, ácido fólico,  y minerales como el magnesio, potasio, flúor y calcio en menor cantidad.

Verde (palta, kale, brócoli, pepino, kiwi, apio, arvejas, espinaca, lechuga, repollo, berro, achicoria, acelga, lima, guayaba, rúcula, alcachofas, zapallitos italianos, tunas, repollo de bruselas, perejil, cilantro, aloe vera, habas, porotos verdes, puerros, ciboulette, pepino, espárragos).

Aporta pocas calorías y son ricos en vitaminas, especialmente A, C, el complejo B, E y K, además de minerales como magnesio y potasio y fibra. El color verde se debe a la clorofila.

Blanco (cebolla, ajo, cebollín, coliflor, nabos, brotes, dientes de dragón, coliflor, champiñones, porotos granados, manzana, plátano, pera, uva blanca, alcayota y chirimoya).

Contienen compuestos azufrados, almidones y vitaminas del complejo B. Minerales como potasio, magnesio y, por sobre todo destaca su efecto anticancerígeno y de estimulación del sistema inmunológico. Además, a través de la fibra ayuda a mantener niveles adecuado de colesterol.

Azul / Morado (arándanos, dátiles, berenjena, uvas, ciruelas, pasas, cebolla morada, moras, repollo morado, higos y brevas).

El color se debe  a la antocianina, la cual tiene un efecto antioxidante. Poseen minerales como potasio, magnesio, vitaminas del complejo B y algo de vitamina C. Ayudan en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Una buena forma de aumentar el consumo de frutas / verduras y a su vez mezclar colores de frutas y verduras la encuentras en nuestros jugos MIBO. Jugos de 4 a 7 ingredientes diseñados por nutricionista y que incluyen superalimentos que potencian sus beneficios.

 

Fuente: Organización de las naciones unidas para la agricultura y la alimentación / www.Inta.cl

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.